Preguntas frecuentes acerca de la deforestación de bosques

6. ¿Cómo afecta la deforestación a los hábitats y ecosistemas?

La pérdida de biodiversidad se ha definido como la disminución o desaparición de la variedad de seres vivos que habitan el planeta, sus distintos niveles de organización biológica y su respectiva variabilidad genética, así como los patrones naturales presentes en los ecosistemas. La ONU ha advertido que un total cercano a ocho millones de especies está en peligro de extinción. Incluso algunos investigadores han advertido que pudiéramos estar en el sexto proceso de extinción masiva en la historia de la Tierra.

La destrucción del hábitat es el proceso mediante el cual un ambiente natural es transformado en un medio incapaz de mantener a las especies originarias del mismo. Las plantas y animales son obligados a migrar, como consecuencia de la deforestación y cambio de uso del suelo.

Se ha calculado que el 70 % de las especies de plantas y animales viven en los hábitats de los bosques. Debido a esto, la deforestación es la causa principal de la rápida desaparición de hábitats y ecosistemas, con pérdida directa de millones de especies que viven en las selvas tropicales y bosques.

como la agricultura industrial, principalmente el cultivo de la soya y la palma de aceite, la cría de ganado a gran escala, la extracción de gas y petróleo, la minería y la urbanización de la selva.

Para reflexionar: el drama del orangután y la pérdida de su hábitat

Un caso para entender fácilmente la disminución biodiversidad por causa de la deforestación es el del orangután, puesto que este primate solo habita en dos puntos de la Tierra: Borneo y Sumatra.

El orangután tiene una expectativa de vida de 30 años, el mismo lapso en que ocurrió la gran deforestación de Borneo. En tres décadas estos grupos de primates vieron desaparecer los bosques que habían servido de refugio y alimento a sus ancestros durante millones de años. Al derribarse los árboles y la posterior quema intensiva de los bosques, Borneo se convirtió en un infierno para los orangutanes. Desorientados, sin hogar ni alimentos, huyeron a las áreas agrícolas, buscando subsistir con los frutos de las palmas de aceite, a las que ya se estaban adaptando. Pero en vez de hallar el sustento que buscaban se encontraron de frente con las armas de fuego de los humanos, quienes los consideraron como invasores y plaga por venir a robar sus siembras. Los derribaron con sus rifles en una matanza asimétrica, cruel e inhumana, que debería considerarse como crimen contra la naturaleza.

En agosto de 2006, la Sociedad para Conservación de la Fauna Silvestre (WCS) a través de su programa en Indonesia, uno de los tres países que conforman Borneo, afirmó que la población de orangutanes en ese país era de 20.000 animales, contra los 35.000 que había en 1996. Es decir, se perdieron 10.000 ejemplares, el equivalente al 30% en apenas una década.

Debido a su baja tasa reproductiva, algunos grupos ambientalistas han advertido que el primate rojo podría extinguirse en la naturaleza si no se toman medidas urgentes para su conservación.

Regresar a Preguntas frecuentes acerca de Cambio Climático y temas relacionados

Otras secciones de la deforestación de bosques

Artículos

Infografías

Galería de imágenes

Galería de videos